Despejado

12.7° en Jujuy

ASI ESTA LA DIOSA DE LOS OCHENTA: Judith Gabbani, 59 años y sin ninguna cirugía


compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin


Una de las grandes diosas argentina de los años 80, Judith Gabbani (59), actuó en películas junto a Alberto Olmedo y Jorge Porcel de mediados de la década de 1980. En televisión, la rubia que comenzó en los escenarios a sus tiernos 17 años, también actuó en La Familia Benvenuto, Las gatitas y los ratones de Porcel o No toca botón. En pareja hace 21 años Ovidio García, el exproductor de Susana Giménez que se quedó con el nombre de Hola Susana, en la actualidad Gabbani está enfocada en La vagina enlutada, la obra de teatro basada en historias reales que se presenta en el Auditorio Losada. En una entrevista para la revista Pronto, la actriz hizo un repaso de su vida y confesó: "Siempre tuve instinto maternal pero nunca quise tener un hijo. Son dos cosas distintas. Ya de chica tuve dos cosas claras, que no iba a tener hijos biológicos, peo que quería adoptar. Nunca quise traer un ser humano al mundo y obligarlo a ponerle toda la carga que uno deposita en los hijos. Es una vida, no es un chiste". Ante la repregunta, la actriz justificó su inconclusa maternidad: "No quise tener hijos porque tuve una infancia muy traumática, aunque reconozco que me hubiera encantado adoptar. Hace muchos años estuve en el hospital maternal Sardá, porque habían operado a mi sobrino y en la puerta dejaron un bebé. Yo estaba soltera y le pedí a mi mamá que me acompañara para ver al bebé y hacer el trámite de adopción. No nos lo permitieron porque yo no tenía pareja y mi mamá ya era grande para la adopción”. Por otra parte, Judith Gabbani se manifestó orgullosa de su lomazo natural: "Todavía no me hice ninguna cirugía. A veces tengo ganas de entrar al quirófano, depende de cómo me despierte. A los 20 es más común que las chicas se hagan nariz o lolas, pero después de cierta edad hay que empezar a levantar los kiosquitos. Es decir, los mofletes, la parte de los cachetes que se caen. Igual, me dan miedo las cirugías porque veo cada vez a más personas con cara de susto. ¡Parece que vienen en moto! Soy pro cirugías, pero hay que tener mucho cuidado. Conozco casos en que el cirujano estornudó y cortó de más. O veo gente grande con caras tremendas".

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Las más leídas