Nubes dispersas

3.74° en Jujuy

Buscar

Horóscopo Chino: qué le trae el año del Búfalo a cada uno de los signos en la parte económica

09/02/2021


compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin


El año nuevo chino trae muchas oportunidades de reinventarse económicamente a todos pero especialmente a los signos más afines al búfalo: rata, serpiente, mono, gallo y conejo. Consultada la astróloga best seller Ludovica Squirru Dari, autora de un nuevo libro de predicciones para 2021, año del Búfalo de Metal, expresa que toda la economía mundial está atravesando un cambio sistémico que obliga a replantear las nociones que teníamos acerca de los modos de producir y de consumir bienes y servicios. Augura que volverán prácticas olvidadas como el trueque y el concepto de subsistencia en organizaciones comunitarias. Es un año para despertar el sentido solidario. “Es un año en que el que afloja pierde, no hay que deprimirse, hay que inventar cosas nuevas, volver al trueque, a organizarse por vecindarios, actuar en comunidad para la economía, ponerse al servicio del que lo necesita; hoy en día todos tenemos que ayudar a alguien: a un familiar, a un amigo que está en la lona, a gente que se fundió”, aconseja Ludovica.

“Creo que tenemos un gran desamparo a nivel mundial: hace tiempo vemos que ningún gobierno puede darnos las soluciones inmediatas. Por eso, es tarea tuya despertar conciencia con gente cercana en donde vivas. Se viene una nueva forma de organización mundial, desde el llano hacia arriba, y creo que si no despertás tu sentido solidario, el año del búfalo va a ser en blanco y negro; en cambio, si te ponés en acción para generar oportunidades, vas a encontrar la riqueza en todos los aspectos”, observa.
Búfalo: paciencia para lograr sus objetivos

Pisa fuerte y firme en su año, pero no estará libre de desafíos. El de madera deberá tener paciencia para lograr sus objetivos, renacerán la vocación, el trabajo solidario y oportunidades de cumplir metas a corto y mediano plazo para reconstruir su oficio o profesión. El de fuego estará en situación positiva para crear nuevos contactos y relacionarse con personas influyentes, El de tierra estará más centrado en sí mismo y en su familia, se interesará en el cambio estructural en la economía y el medioambiente. El de metal verá recompensada su tenacidad con gestos de la sociedad que lo impulsarán a empezar una etapa de estudio, investigación y creatividad. El búfalo de agua enfrentará temas judiciales para los que necesitará buen asesoramiento.

Tigre: aprenderá a adaptarse

Va a estar atrapado en la familia y las obligaciones del entorno. Tendrá pocas propuestas laborales por lo cual no le conviene despreciar las que lleguen, deberá tratar de mantener buenas relaciones públicas. El tigre de madera deberá trabajar en reconocer sus propios talentos sin imponerlos por sobre los demás, tener paciencia ante los límites que le pone el búfalo para prepararse para su reinado, el año próximo. El de fuego encontrará el éxito si aprende a adaptarse a las reglas de los demás, aprenderá nuevos oficios y buscará trabajar cerca de la naturaleza. El tigre de tierra trasladará a la familia sus obstáculos económicos, necesitará ayuda para superarlos. El de metal recibirá una propuesta laboral con proyección a largo plazo. El tigre de agua concretará logros relacionados con el bienestar familiar o el interés grupal; se cuestionará su capacidad para liderar equipos.

Conejo: creará fuentes laborales

Tendrá buenas rachas económicas a lo largo del año, pero no se confíe, nada es eterno, sepa valorar los logros. El conejo de madera verá que su tendencia artística es valorada económicamente. El conejo de fuego creará fuentes laborales en su vecindario, en su comunidad o en su provincia y será reconocido por ello. El conejo de tierra aprenderá nuevas habilidades manuales, tecnológicas, ciencias y artes que le otorgarán la capacidad de renovar sus talentos; también administrará los bienes familiares con responsabilidad. El conejo de metal se enfocará en renovar sus lazos afectivos dejando un poco relegados los aspectos económicos de su vida. El conejo de agua buscará conocerse a sí mismo en profundidad, ganará en claridad emocional y espiritual pero no estará muy pendiente de la profesión y los negocios.

Dragón: replanteará sus metas económicas

Acostumbrado a estar en los cielos este signo será obligado por el búfalo a hacer un aterrizaje forzoso a tierra que lo llevará a replantearse sus relaciones familiares y su profesión para alinearlas a sus metas económicas. El dragón de madera usará su intuición para desarrollar su vocación con éxito. El dragón de fuego se encontrará con pausas en sus planes inmediatos y encontrará respuestas para sus metas más importante en su país y en otras latitudes. El dragón de tierra encontrará en su familia su gran motivo de inspiración: volcará sus ideas en alguna pyme o emprendimientos rurales. El dragón de metal hará bien en invertir en su vocación, poner empeño en su desarrollo artístico en comunidad; tendrá más tareas, menos remuneración y mucho aprendizaje. El dragón de agua desarrollará nuevas facetas en sustentabilidad, reciclaje y reparación de objetos.

Serpiente: atraerá dinero

El búfalo, la serpiente y el gallo forman una triconjunción por lo que se recomienda a la serpiente leer las predicciones para el búfalo. La combinación de sus energías puede atraer dinero, fundamentalmente si trabaja con metales, pero también traerá cansancio. La serpiente de madera hará buenos negocios y gozará de un bienestar que le dará alegría al compartir sus logros con su familia. La serpiente de fuego cambiará de lugar para comenzar una nueva vida con una mudanza al exterior o una nueva oportunidad laboral. La serpiente de tierra reconstruirá su vida profesional, se volcará a nuevos estudios, seminarios, viajes y conocerá personas con amplitud espiritual. La serpiente de metal gozará de un año de reconocimiento laboral, social y recibirá propuestas para compartir su experiencia. La serpiente de agua deberá definir su situación legal y fiscal, recuperará parte de sus ahorros al enfrentar reveses económicos, se enfocará en el crecimiento espiritual más que en el material.

Caballo: se esforzará más de lo habitual

Será un año en el que deberá hacer esfuerzos, sacrificios e inversiones mayores que lo habitual. El caballo de madera afrontará problemas que podrá resolver si sus expectativas sin realistas y actúa rápido ante cualquier contratiempo. El caballo de fuego hará bien en seguir su intuición para llevar adelante cada desafío laboral; se encontrará con amigos que confían en su talento. El caballo de tierra podrá alcanzar un estado de seguridad y prosperidad, tendrá habilidad para superar los mayores obstáculos y conducir su rumbo profesional. El caballo de metal afianzará su patrimonio y hará donaciones y obras de caridad. El caballo de agua estará dispuesto a cabalgar nuevos territorios con más responsabilidad afectiva y social, se esforzará por cumpl:ir con sus obligaciones.

Cabra: abrazará el minimalismo

Pasará de ser la más gastadora del zodíaco chino a ser un monje ascético que vivirá con lo esencial; se desprenderá de joyas, objetos de arte y fluirá hacia el minimalismo. La cabra de madera necesitará proponer nuevas ideas, tareas manuales y espirituales, hacer viajes a culturas antiguas; encontrará patrocinadores cuando sea el momento apropiado. La cabra de fuego hará viajes por trabajo o estudio, pero antes deberá dejar cerrados temas judiciales, legales o puestos en la política que le absorbieron su energía. La cabra de tierra armonizará trabajo, conocimiento y amor, en viajes nuevos amigos y relaciones afectivas y familiares. La cabra de metal tendrá un año de arduo trabajo y esfuerzo con roles de protección y cuidados que le exigirán cambios de horarios y hábitos; crecerá espiritual y materialmente. La cabra de agua tomará decisiones drásticas: mudanzas, ventas, viajes y ordenará sus papeles, testamentos o donaciones.

Mono: transmitirá su experiencia

El trabajo de los monos será más organizado, rutinario y estable; cumplirán horarios e inspirarán a otros a manejarse con reglas claras y un espíritu solidario. El mono de madera verá materializados este año todos los esfuerzos que hizo durante el año de la rata; recolectará los frutos de trabajos anteriores. El mono de fuego recibirá honores, becas y una buena noticia del extranjero. El mono de tierra conocerá socios con ideas innovadoras en permacultura, energías renovables y se reinventará con éxito. El mono de metal hará un trabajo profundo y detallado que lo llevará a ejercitar sus habilidades de liderazgo en cuestiones comunitarias. El mono de agua recibirá el reconocimiento de sus logros, su talento y su capacidad para reunir a gente de diversas ideas; se abocará a tareas solidarias.

Gallo: será reconocido por su labor

Trabajar en equipo es su gran habilidad: organizará planes de aprendizaje para jóvenes y para adultos, será consultado según especialidad y resultará un ejemplo para la gente. El gallo de madera será un líder positivo que ambirará conductas autoritarias por actitudes más zen y empáticas, logrará cumplir sueños alineados con su clan. El gallo de fuego dará pequeños pasos que mejorarán con asesoramiento de socios, Ceos y maestros. El gallo de tierra incrementará su patrimonio por un golpe de suerte, una herencia o por sus esfuerzos anteriores en generar ideas viables en la economía familia; saldrá de deudas que lo inquietaban. El gallo de metal estará frente a una gran oportunidad laboral que le dará un salto cuántico a su vida, será un tiempo de cosechar los resultados de lo que sembró en años anteriores. El gallo de agua reconstruirá sueños postergados con coraje y espíritu de vanguardia, edificará proyectos sobre bases sólidas y orientará su trabajo con una visión ambientalista.

Perro: proyectos que lo entusiasman

Recuperará el entusiasmo, la alegría, la pasión, los proyectos y tratará de planificar su vida a corto y mediano paso. Aceptará desafíos y logrará un lugar de respeto y confiabilidad en su familia y en la sociedad. El perro de madera estará atento a los cambios mundiales, se sumará a organizaciones no gubernamentales y activará su vocación solidaria. El perro de fuego organizará grupos de trabajo físico e intelectual buscando hacer de este mundo un lugar mejor. El perro de tierra aunará esfuerzos con personas hacia el logro de objetivos comunes. El perro de metal encontrará la fortuna y deberá cuidarse de que el éxito no lo conduzca a dormirse en los laureles ni lo haga caer en la soberbia que lo aleje de sus afectos. El perro de agua tendrá un éxito sostenido si aprende a no juzgar a los demás ni amedrentarse por aquellos que lo ataquen.

Chancho: organizará equipos de trabajo

Admira la fortaleza y la integridad del búfalo, de quien aprenderá a armar pymes, organizar seminarios y espacios artísticos o de crecimiento espiritual. El chancho de madera estará muy solicitado económicamente por amigos y parientes que se apoyan en ustedes; busque ayuda terapéutica para poder llevar tanta carga. El chancho de fuego sentirá la exigencia de organizarse mejor y planificar su economía, deberá aprender a administrarse para no derrochar ni ceder a la tentación de cambios repentinos. El chancho de tierra se encontrará con obstáculos que se interpondrán en sus metas y tendrá que evitar el conflicto y las conductas agresivas para superarlos exitosamente. El chancho de metal tendrá oportunidad de volver a empezar: una nueva profesión, un estudio, un hobby, un oficio, hasta un amor; recibirá su recompensa. El chancho de agua es respetado por el búfalo, no lo enfrente por cuestiones del ego pues podría perder en un segundo el trabajo de toda su vida; aprenda a construir con técnicas de permacultura.

Rata: le pedirán consejos para emprender

Buena amiga del búfalo, la rata encontrará su proyecto, su sueño según su elemento, pero en todos los casos recibirá solicitudes de personas con poder de decisión que le pedirán consejo sobre los nuevos paradigmas. La rata de madera vivirá un año de reconocimiento y de buenas alianzas, hará nuevos amigos y encontrará nuevos rumbos en su vocación. La rata de fuego convocará a sus socios, alumnos y amigos para un emprendimiento social con objetivos claros y definidos. La rata de tierra recibirá honores y becas para crecer en su carrera; estará dispuesta a radicarse en otro país o ciudad. La rata de metal establecerá alianzas benéficas que la ayudarán a rencauzar el rumbo de su vida; desechará viejas ideas que ya no le daban resultado. La rata de agua será parte de la transformación de una empresa, una compañía un proyecto social y dejará sentadas las bases para avanzar hacia un cambio de conciencia en su entorno.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Las más leídas