COMO EVITAR INCENDIOS: Precauciones para evitar siniestros que pongan en riesgo a la comunidad y sus bienes


compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin


El Ministerio de Desarrollo Humano, a través de la Secretaría de Asistencia Directa y Calidad de Vida, brinda consejos a la comunidad para tomar las precauciones y evitar siniestros que perjudiquen los bienes y la vida de las personas, con el fin de tener un ambiente más seguro para todas las personas.

Se tienen que verificar las instalaciones eléctricas de las viviendas, los cables deben estar cubiertos en su totalidad y los enchufes no deben estar sobrecargados, ya que producen cortocircuitos.

Los artefactos eléctricos se tienen que usar correctamente, evitar el sobrecalentamiento y la conexión innecesaria de caloventores, estufas, cargadores de celulares, entre otros. Los calefactores deben ubicarse lejos de todo material combustible como cortinas, acolchados, frazadas, muebles y todo material inflamable. Bajo ninguna circunstancia usarlos para secar ropa húmeda.

Cuando se corta la luz y es necesario el uso de velas, se debe tomar la precaución de colocarlas en lugares seguros, lejos de manteles, cortinas y elementos inflamables, fuera del alcance de niñas y niños, y apagarlas correctamente al salir de la vivienda y antes de ir a dormir.

Con respecto a niñas y niños, se sugiere no dejarlos solas/os en los hogares, porque desconocen los peligros del fuego, no dejar a su alcance fósforos, encendedores, mecheros, velas. Deben jugar afuera de la cocina y lejos de estufas, braseros o calefactores.

En la cocina se tienen que vigilar las preparaciones, porque algunos incendios se producen por comidas desatendidas. Al preparar alimentos evitar el uso de ropa holgada, mangas sueltas o prendas con flecos.

En las habitaciones no fumar en la cama, verificar que los cigarrillos estén bien apagados antes de vaciar el cenicero. Al salir de las casas todos los artefactos eléctricos y de calefacción deben quedar apagados. Si la ausencia es prolongada, las llaves de luz y gas deben quedar bien cerradas.

Si en la vivienda hay olor a gas, no se debe prender ni apagar las luces para evitar chispas. En ese caso se aconseja abrir las ventanas para ventilar el lugar. Luego, asegurarse que todas las hornallas o calefactores estén correctamente apagados y si aún así continúa el olor, se debe llamar de inmediato a un especialista para que revise la instalación.

Evitar la quema de pastizales, basura, restos de poda u hojas secas y otros residuos en hogares y espacios públicos. Cuando se prende fuego o inicia un fogón al aire libre se deben retirar hojas y ramas secas del suelo y rodearlo con piedras, y al apagarlo se debe arrojar abundante agua.

No arrojar colillas de cigarrillo encendidas ni fósforos en la vegetación seca, sobre todo cerca de viviendas o espacios públicos.

Los incendios ocurridos como consecuencia de quemas incontroladas ocasionan pérdidas forestales importantes, perjudican el ecosistema y la biodiversidad, ponen en riesgo la vida humana y contaminan los asentamientos poblacionales cercanos a los focos ígneos. Además, el humo contamina el aire y emite gases tóxicos y en algunos casos genera problemas para transitar por rutas y caminos.


compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Las más leídas