PLAGA DE LANGOSTAS: Convenios para defender la producción


compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin


En el marco de la Emergencia Fitosanitaria Nacional declarada ante la presencia de este insecto en 10 provincias argentinas, con impactos negativos registrados en el primer semestre de este año en territorios bolivianos y paraguayos, se firmó convenios entre el Plan Regional de Manejo de Langostas entre Argentina, Bolivia y Paraguay y Salta. A través del mismo se acordó un plan de trabajo con el SENASA en defensa de los cultivos. El Ministro de Desarrollo Económico y Producción de Jujuy, Juan Carlos Abud, aclaró que en la provincia se registraron langostas cuyo despliegue corresponde a una cuestión de migración: “estamos preocupados por lo que está pasando en el país y entendemos que esto va a llegar, por eso la decisión de firmar este convenio, donde Jujuy se pone a disposición para ayudar y trabajar de forma conjunta”. En igual sentido, acordó con el Ministro de Ambiente y Producción Sustentable de Salta, Javier Montero la generación de un sistema de vigilancia y monitoreo permanente frente a esta plaga, determinando áreas sensibles, capacitaciones al sector productivo y toda medida de colaboración recíproca que permita evitar y mitigar daños económicos de cultivos. El ministerio jujeño actuará a través de la Dirección de Control Productivo y Comercial, junto al Senasa, el Inta, la Universidad Nacional de Jujuy, asociaciones de productores y municipios. En ese marco, Montero manifestó su agradecimiento al Ejecutivo Provincial “por el acompañamiento y el apoyo recibido” y aseguró que pondrán a disposición todo el equipo técnico que sea necesario “para evitar que la plaga genere consecuencias para los sectores productivos de la zona”. “El alerta implica un trabajo conjunto con las provincias”, dijo Rossi del Senasa, explicando que dicha entidad tiene la responsabilidad primaria del programa vigente con “14 equipos en terreno que van siguiendo la ubicación de la plaga”, estado fisiológico, momento y lugar de las posturas. “Después vendrá el nacimiento de una generación que multiplicará por 800 y 100 la población actual, por lo que es el momento de hacer las aplicaciones y tratamientos más importantes. Esto se debe hacer coordinadamente con los productores y el objetivo de todos tiene que ser la langosta”, aseveró. “El productor tendrá que hacer el tratamiento de su propia producción”, agregó al repasar las normativas y emergencia actuales. “El Estado tendrá que hacer este tratamiento en plazas, parques, montes y donde no hay población estable, con todos los cuidados necesarios con la comunidad en general para que cualquier tratamiento no los afecte, mantener el medio ambiente con toda la tecnología posible y tratar así de combatir la plaga”.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Las más leídas